Triatlon Ironman 70.3

image description

Acerca del evento

El triatlón es un deporte apasionante. Los deportistas que lo descubren, encuentran satisfacción combinando tres disciplinas, natación, ciclismo y carrera. Hay tantas posibilidades para practicarlo como distancias a elegir para desarrollar ya sea la explosión, o la resistencia de los atletas. La distancia de Ironman 70.3 o medio Ironman, es una elección de media distancia preferida por los triatletas en la que deben completar 1.9 km de natación, 90 km de ciclismo y 21 km de carrera. Y puede llevar entre 4 y 8 horas y media terminar la prueba dentro del tiempo reglamentario. El Ironman 70.3 que se realiza en Los Cabos, México, es el nombre de un evento que resuena entre los triatletas que gustan de esta distancia. Sus curvas altibajas son un tema a discutir, su temperatura y oleaje hacen vibrar los corazones cuando se habla de hacer planes para inscribirse a este exigente reto.

Además, la imaginación vuela inevitablemente al pensar en la variedad de experiencias que pueden tenerse en este paradisiaco lugar, paseos a caballo o camello sobre la playa, aventuras en electro bikes, acelerando sobre una cuatrimoto, rapeleando, disfrutando la vista desde una tirolesa, visitando el arco en Cabo San Lucas y deleitándose con las galerías de arte del exquisito y tradicional centro de San José, por mencionar algunas.

Cruzando metas es el proyecto deportivo y de inspiración de un hombre invidente que un día decidió ver más allá de sus límites. Marcos, Andrea y Lihu son una familia mexicana que llegó a vivir a Playa del Carmen hace 5 años en busca de nuevas y mejores experiencias. Marcos Velázquez, conferencista y rehabilitador físico invidente, descubrió la disciplina del triatlón a sus 39 años. Y desde entonces ha conseguido emocionarnos con sus metas y aventuras al lograr finalizar hasta la fecha, 53 eventos deportivos. Entre ellos 31 triatlones, 19 en distancia sprint, 10 en media distancia, de los que 7 son Ironman 70.3 y 2 triatlones de larga distancia Ironman, uno en Texas y el otro en Cozumel. Marcos, atleta invidente que forma parte de "Atletas Mayakoba”, programa que reúne deportistas que cumplen retos extraordinarios, fue nombrado en su última visita al Estado de BCS, embajador del Destino turístico Los Cabos. Debido a la dinámica actividad deportiva que desarrolla dentro y fuera del país con su proyecto Cruzando Metas, estructurado por Andrea Murguía, su compañera de sueños, esposa y quien lleva sus relaciones públicas.

Marcos y su equipo se presentaron por segunda vez en el arco de salida del Ironman 70.3 de Los Cabos gracias a sus patrocinadores Interjet, Marquis Los Cabos, Transcabo y Tommy Hilfiger. Tusa latina, quien se integró recientemente, Speedo, Aerodevil, Transportes Enlace, Snuba, Paradise Catamarans, Dhb diseño, Gu energy, Semper fidelis, The Gym y Giant Playa del Carmen son los sponsors que trabajan en equipo con Cruzando Metas para logar cada uno de los objetivos propuestos al año. En esta ocasión Arturo Aceves, triatleta y director de nuestra revista Sportlán, fue el guía invitado de Marcos para cruzar esta línea de meta. Arturo ha sido guía de Marcos en varios eventos deportivos, por lo que ya han adquirido experiencia al participar en triatlón juntos, al acoplarse a sus tiempos, resistencias y carácter también. La química entre el atleta y su guía es fundamental. Debe existir una energía fluida, que les permita divertirse, emocionarse y disfrutar, pero más que nada, deben compartir una actitud de logro en equipo.

La estancia en Marquis Los Cabos, es un deleite, todo está listo, preparado y personalizado para cada uno de los atletas que se hospedan ahí. Un mapa de la ruta y un rack dispuesto para cada bicicleta en el impresionante arco del lobby que lo caracteriza frente al Mar de Cortés, espera para recibir a todos. Barritas energéticas, electrolitos, guía del atleta impresa en la cena de carbohidratos, pero sobre todo, la atención del equipo Marquis, puede definirse con tres características, cordialidad inmejorable, excelencia y calidad en todos los sentidos. Con esta bienvenida, atletas y acompañantes solo pueden relajarse para enfocarse en su evento. Un mar con oleaje propio de Palmilla y el agua templada, les regaló a los atletas de Cruzando Metas, una natación disfrutable con un sol naranja intenso en el horizonte. El ciclismo permitió captarlos en video bajando de una curva sobre la bici tándem a toda velocidad. La ruta siempre emocionante sobre la bici doble, esta vez les llevó a alcanzar 70 km/ hr en bajada. Francamente pesada por las inclinaciones tan pronunciadas, los cansó, pero jamás decayó su ánimo, pues aún con el asfalto ardiente, continuaron hasta llegar al arranque de la carrera. 21 kilómetros faltaban al rayo del sol con lo que debían hidratarse bien. El asfalto ardiente repitió presencia en esta última etapa, que escasa de sombras, los hizo dar su mejor esfuerzo para avanzar cada vez más. Gritos, cariño y emociones se dejaron sentir por la porra local que reconocía a Marcos por sus anteriores visitas a Los Cabos. Y su llegada a la meta, impresionante, el sonido del evento los recibió con un ánimo increíble. Un abrazo justo bajo el arco de meta entre Marcos y Arturo, atleta y guía, para sellar el agradecimiento, el esfuerzo y el sentimiento de logro de ambos, es un gesto clásico ya al finalizar un evento. Pero aún les esperaba una experiencia más, pues Carlitos un niño invidente local, estaba en la meta esperando por Marcos para ponerle su medalla. Ambos se dijeron palabras de aliento en el micrófono y nos regalaron a todos los asistentes un momento para sellar con broche de oro el Ironman 70.3 de Los Cabos.

Después, comida compartida entre amigos, recordando los detalles únicos del evento, un masaje cortesía del hotel y un refrescante momento en su piscina infinita fue el desenlace ideal. Pero aún faltaba un detalle inesperado, durante el vuelo de Interjet de regreso a casa, el capitán llamó la atención de los pasajeros para felicitar el desempeño de Marcos Velázquez, atleta invidente y Arturo Aceves, su guía, en el Medio Ironman Los Cabos. Los aplausos a miles de metros de altura los emocionaron para sentirse orgullosos y felices de haber disfrutado al cien por ciento cada brazada, cada dura pedaleada y cada paso del medio maratón. Muchas felicidades a los dos, nos demostraron una vez más, que confiando en sí mismos, confiando en el otro y trabajando en equipo, podemos lograr todo.